25 nov. 2015

Rancho Pozo de Luna le da la revancha a la cuadra San Jorge en el Futurity Mexicano versión potros 2015.

Noticias Internacionales. Hipódromo de las Américas. México. Tamanchuchale le desea recetar a los potros de la cuadra San Jorge la misma fórmula que utilizó en el Clásico Roberto A. Ruiz, agarrar la punta y decirle adiós a sus oponentes.
El consentido del Rancho Pozo de Luna, que con la monta de Amadeo Pérez nos brindó una carrera excepcional, en su reciente actuación, esperamos que nuevamente, realice una monta de nivel y lleve a buen puerto a este corredor que buscará ser campeón dosañero de su división 2015.
Tamanchuchale tendrá como compañero de cuadra participando a Inde, un ejemplar que se ha quedado corto, tiene calidad pero requiere de una monta que logre sacar lo mejor de este ejemplar. En esta ocasión le dan la oportunidad a Moisés González García y veremos si puede con el paquete.
Por parte de la cuadra San Jorge, sus dos ejemplares claman revancha, en su anterior, el tordillo Increible, mordió el polvo y por más que correteo a Tamanchuchale, este le dijo adiós en plena recta final.
En esta ocasión, tendrá que salir a disputar la victoria desde el mismo momento que se abran las puertas del arrancadero, sino desea que le apliquen la misma receta. Increible será montado por Javier Matias Barajas y mucho ojo con el.
El compañero de cuadra de Increible, es Impredecible, y si como su nombre lo dice ha sido impredecibles este ejemplar, ha mejorado pero necesita estar más cerca del grupo puntero si desea lograr la victoria, monta José Ortega.
Y cierra la lista de corredores, Balat, que cambia de colores, ahora pertenece a la cuadra G.L. y si logra estar cerca de la punta, puede ser una agradable sorpresa.
La revancha entre Pozo de Luna y San Jorge estará en su máxima expresión en el Futurity Mexicano 2015.
Para Rumbo a la Meta nos gusta en primer lugar a Tamachuchale, en segundo nos gusta Inde y en la tercera posición consideramos a Impredecible.
Por cortesía de Youtube y Enlapista el Clásico Roberto A. Ruiz 2015.

No hay comentarios: