13 sept. 2015

La cuadra San Jorge y José Ortega se hunden en una tarde para el olvido en el Ovalo Sotelino.

Noticias Internacionales. Hipódromo de las Américas. De tres Clásicos que se disputaron en el Ovalo Sotelino, la Cuadra San Jorge y José Ortega simplemente no lograron obtener nada.
Y en esta ocasión, la frustración de la afición hípica y de la cuadra San Jorge se unieron, ante los resultados que se presentaron en el Hipódromo de las Américas.
En el Hándicap de las Estrellas, Garnacha y Elizze, propiedad de la cuadra San Jorge  no pudieron con Pachangera, que logra el triunfo y se posiciona rápidamente para ser considerada la futura campeona mayor de importadas, ya que tiene a su cuenta personal el Clásico Monarca y ahora el Hándicap de las Estrellas.
La consentida de la cuadra J-A, simplemente mostró superioridad.
En el Clásico Gran Promesa, la superfavorita, Iczotitla, se hundió como el “Titánic” al doblar la curva final, simplemente tiro la toalla, ante el desconcierto de José Ortega, que no alcanzaba a explicarse que es lo que había sucedido. Y la reacción de la afición hípica, simplemente de indignación.
La música de viento se dejó escuchar en las gradas centrales, ante la pobre actuación de la favorita. Mientras que el Rancho de Soledad de Álvarez festejaba con júbilo porque sus dos consentidas hacían el uno y dos en el Clásico Gran Promesa.
Y en el tercer clásico de disputa, el Clásico Anahuac, Templo Maya, se hunde en el fango y ve cortada su racha de victorias consecutivas, fallando como superfavorito y causando gran decepción de la afición hípica, que no daban crédito a lo que sucedía.
Y una vez más, la música de viento se hacía presente en contra de José Ortega.
Mientras tanto, la Cuadra Cocoyoc, se llevaba los honores del Clásico Anáhuac 2015 y hacia el uno y dos a través de Wonderfull Limit y Roman Again, ambos ejemplares levantando la mano de que desean la corona de campeones dosañeros importados.
Con estos resultados, existe constancia de que la cuadra San Jorge deberá de enfrentar en lo futuro con otras cuadras que buscarán a toda costa ser competitivos y arrebatarle la supremacía en la pista del Ovalo Sotelino.

Las cuadras J-A, Cocoyoc y Rancho de Soledad de Álvarez, demostraron que irán por todo en lo que resta de la temporada y esperamos que otras cuadras y propietarios sigan esos mismos pasos, la afición y la hípica mexicana se los agradecerá. 

1 comentario:

Anónimo dijo...

Muy buena redaccion "Rumbo a la Meta" simplemente se demuestra que no hay rey midas en las carreras de caallos y cualquier dueño, entrenador, jinete y todo su equipo, puede ganar los eventos importantes tanto asi como los de bajo perfil, que es la Sn Jorge una ciadra con muchos ejemplares y de buena calidad no quiere decir que sea tod absolutamente para ellos y se demuestra tambien que el darle preferencia al el lider de jinetes n es del todo una realidad absoluta, si los premios fueran mas acorde con el llamado deporte de reyes seguro habria mas cuadras con suficientes caballos en cada una para destacar en las carreras.