21 oct. 2014

Rio Fuerte y Tenerife Rumbo a la Serie Hípica del Caribe 2014.

Rumbo a la Serie Hípica del Caribe 2014. Julián Oviedo Durán, entrenador de Rio Fuerte y Tenerife, sabe a ciencia cierta que sus pupilos tienen ante sí la gran oportunidad de obtener el Titulo de “Caballo del Año 2014” y escribir con letras de oro su nombre en el libro de historia de la hípica mexicana. El reto, indudablemente es obtener el Clásico Internacional del Caribe y/o la Copa Importados, dos de las pruebas que conforman la Serie Hípica del Caribe.

En estos momentos, Diamante Negro, el representante de la cuadra Mapa, tiene en su bolsa el titulo de Caballo del Año 2014, ya que su triunfo en el Hándicap de las Américas, simplemente lo coloca en esa ruta; sin embargo, aún no puede cantar victoria, ya que si Rio Fuerte logra obtener el Clásico Internacional del Caribe, derrumbaría el sueño de grandeza del pupilo de Ulises Silva Trejo, quién ha dado a conocer que Diamante Negro no estará en el evento hípico del Caribe.

Y hay que recordar, que Diamante Negro, logró el titulo de caballo del año del 2013, en virtud de haber ganado el Clásico del Caribe del año pasado, aunque tuvo que compartir dicha distinción con Dahy ganador del Hándicap de las Américas.

Es por lo anterior, que Oviedo Durán, a pesar de los pesares, tiene que colocar en la balanza si determina que sus pupilos no viajen a Venezuela y se quedan a ver el evento internacional a través de Internet o decide hacer el viaje con sus dos magníficos exponentes, Rio Fuerte y Tenerife, dándoles la oportunidad de escribir su propia historia.

Y hay que decirlo con claridad, la historia se escribe estando presente en los eventos de mayor importancia y con la plena intensión de trascender, aquellos que claudican y dejan pasar las oportunidades, jamás podrán hacer historia, ya que tarde o temprano se pierden en el umbral de las indecisiones.

Es verdad, que en estos momentos la sede en donde habrá de llevarse a cabo la Serie Hípica del Caribe, existen factores negativos que provocan que diversas delegaciones del Caribe, estén aún pensando en asistir o no a dicho evento internacional.

Uno de los factores es la inseguridad que existe en el Ovalo de La Rinconada y la situación política y social que vive el país hermano. Pero también, es verdad que el Clásico Internacional del Caribe y las diversas pruebas que se desarrollan en la Serie Hípica del Caribe, nacieron para estrechar los lazos de hermandad hípica en la zona del Caribe y generar con ello las condiciones propicias de desarrollo y crecimiento de la pura sangres de la región.

La delegación panameña ha dado a conocer que sus representantes no asistirán a dicho evento internacional, rompiendo de manera plena su marca como una de las delegaciones que ha asistido de manera constante a la fiesta regional del Caribe, los motivos que esgriman son de inseguridad para los ejemplares, aunque existen factores políticos que están provocando que este país hermano no desee estar presente. Lo político no puede bajo ningún concepto mezclarse con lo deportivo, pero lamentablemente en muchas de las ocasiones, prevalece lo político que lo deportivo, por ello se presentan los boicot deportivos, México ya ha pasado por ese hecho y en realidad es desagradable, pero a pesar de ello, sería inaceptable que México pueda ser parte de un boicot hípico.

En el caso de Puerto Rico, su máxima estrella, Lluvia de Nieve, tiene la gran posibilidad de conquistar el Clásico del Caribe, y sería la primera vez que un ejemplar puertoriqueño pueda lograr obtener el Caribe fuera de tierras puertoriqueñas. Cancelar esa posibilidad a Lluvia de Nieve, sería tanto como atentar contra la historia de este ejemplar que carrera tras carrera realiza su máximo esfuerzo y el Clásico Internacional del Caribe, representa la cereza del pastel en una temporada de ensueño que ha realizado en la presente campaña. Lluvia de Nieve tiene que estar en Clásico Internacional del Caribe y sólo ahí podría escribir su propia historia, si no la dejan asistir, jamás sabremos si pudo haber logrado convertirse en leyenda en la Región del Caribe.

En cuanto a México, Rio Fuerte, Desden, Cheroqui y Guarantee, son los ejemplares que tienen las posibilidades de poder defender los colores de México en la competencia internacional; han brillado en su división y cuentan con la capacidad necesaria de seguir escribiendo páginas glorias en la hípica internacional a favor de México.

Por lo que se refiere a Rio Fuerte, Julián Oviedo Durán, nos confirmo el pasado sábado, que esta decidido a viajar a Venezuela en busca del Clásico Internacional del Caribe y la Copa Importados del Caribe, ya que cuenta con los ejemplares que pueden hacer historia y estará pendiente a que los organizadores del evento internacional le brinden la seguridad necesaria para su grupo de trabajo y sus ejemplares al momento que pise el suelo venezolano.

En torno a los ejemplares de Trinidad Tobago, existen dudas y que decir de República Dominicana, el cual tendrá la responsabilidad de organizar el evento internacional en el 2015.

Y finalmente, Venezuela, padece graves complicaciones, ya una de sus estrellas Rio Negro un potente purasangre, que se encaminaba a convertirse en la gran revelación del hipismo venezolano, padeció la inseguridad del Ovalo de La Rinconada. Una brutal sobredosis de cortisona que le inyectó alguien presuntamente vinculado al mundo de las apuestas casi aniquila al caballo que hoy lucha por recuperar su condición física para volver a las pistas.

Y no debe olvidarse que en el 2013, Comediante padeció la misma suerte.

Aunque el fenómeno de "dormir" caballos en Venezuela tiene varios años, el caso de "Río Negro" ha conmocionado al hipismo local, desde propietarios, criadores, entrenadores y caballerizas hasta aficionados, que temen que la mafia de las apuestas pueda acabar con este deporte, el más popular del país después del béisbol.

A raíz del caso de "Río Negro", la Fiscalía General y la policía judicial iniciaron la primera investigación exhaustiva sobre el problema del envenenamiento de caballos. El Ministerio Público anunció en agosto la detención de nueve hombres, algunos de ellos policías, y otros presuntamente vinculados a las apuestas ilegales y a la compra de caballos de carreras.
Ninfa del Cielo
My Running Mate
En cuanto a los máximos exponentes de Venezuela para el Clásico Internacional del Caribe, se encuentra Ninfa del Cielo y My Running Mate “El tordillo de Oro”, ambos ejemplares tendrán acción el próximo domingo en el Clásico Simón Bolívar, la mayor prueba de la hípica venezolana, y es ahí donde se podrá observar con claridad de que lado masca la iguana, si son ejemplares que estarán disputando la victoria en el evento internacional.

Es así como, Julían Oviedo Durán y la cuadra Tayson, tienen la gran responsabilidad no sólo de asistir al Clásico Internacional del Caribe, sino además, de competir para ganar y ser parte de la historia de la hípica nacional en el evento más importante de la Región del Caribe.

Rio Fuerte es un ejemplar criado por Ignacio Borquez Zazueta, hijo de Big Apple (USA) y Pale Pink (USA). Como dosañero conquisto el Clásico Nueva Sangre y el Clásico Subasta, no participó en el Clásico Roberto A. Ruiz ni el Futurity Mexicano, ya que no fue elegible para esas dos pruebas, era el candidato ideal para ceñirse la corona de campeón dosañero nacional; sin embargo, esta fue entregado a Year Of The Cat representante de la cuadra Mapa y entrena Ulises Silva Trejo, ya que logro llevarse el Clásico Roberto A. Ruiz. Una decisión injusta a toda luces.

Como ejemplar tresañero, Rio Fuerte sorprendió en el Stakes Jockey Club Mexicano al obtener la victoria, en el Gran Premio Nacional arribo en séptimo sitio y en el Derby Mexicano, tuvo que conformarse con el quinto lugar.

En el Clásico Criadores Mexicanos, Rio Fuerte logra la segunda posición al ser vencido por Desden.

Y en el Clásico Kremlin, arriba en tercer sitio, cerrando demasiado tarde, pero mostrando que ya estaba de regreso.

Rio Fuerte, un ejemplar que esta llamado a ser leyenda y para ello deberá estar en el lugar y momento preciso para alcanzar ese sueño, que es el Clásico Internacional del Caribe.

En torno a Tenerife, el Ciclón del Ovalo Sotelino, sigue subiendo como la espuma, ha quedado cerca en las pruebas de primer nivel. Recientemente obtuvo el Clásico Baycho y ahora va por el Clásico Cabalgata y quiere cerrar el año participando en la Copa Importados en la Serie Hípica del Caribe y mostrar sus cualidades como corredor. Es una de las estrellas de la cuadra Sucesión Tayson y tiene mucho que decir en esta temporada y en el 2015.

No hay comentarios: