7 mar. 2013

Diez ejemplares en busca de ser leyenda al dar inicio la Triple Corona de Potros 2013.


Después de que Dominciano conquistará la Triple Corona de Potros de México en el 2002, han pasado once años, que esa historia no se ha vuelto a repetir en el Ovalo Sotelino. Sólo seis ejemplares han conseguido consagrarse al ganar las tres competencias que conforman la triple corona de potros, ellos son: las hembras estadunidenses Plucky Flag (1946) y Re-Torta (1949), así como la mexicana Cachava (1966), además de los machos mexicanos Gran Zar (1978), Pikotazo (1980) y Dominciano (2002).
Cada uno de los ejemplares antes mencionados, escribieron su propia historia y cada uno de esos ejemplares son hoy por hoy, una leyenda.
Sin embargo, es justo señalar, que han existido ejemplares que se han quedado a la orilla de poder consagrarse y que fueron derrotados en la tercera prueba de la triple corona, el Derby Mexicano.
Y han sido catorce ejemplares que se han quedado en la orilla de lograr la hazaña de convertirse en leyenda. Y la lista es la siguiente: Hyhustle (1945), Torcasita (1948), La Chamiza (1950), Tormenta (1951), Chumbero (1964), Guadamur (1969), Almudín (1971), Voy Por Uno (1976), Orio (1977), El Villano (1983), Polaris (1985) y El Santo (1986), Ajax Cat (2001) y recientemente Eclaire (2012). Todos ellos han probado la maldición del Derby Mexicano.
Y en este 2013, se abren expectativas en torno a quién podrá llegar hasta la otra orilla ganando las tres pruebas de la triple corona de potros, hay candidatos para tal logro, entre los que destacan Crater representante de la cuadra Vivian, Diamante Negro, quién defiende los colores de la cuadra Mapa, Zancudo que representa los intereses del Rancho La Morena y Franz quién viste los colores de la cuadra San Jorge.
Sin poder olvidar a Balu, Shiva, Extruzor, El Quinto Elemento, Rainha Pi y Diamante Rubio, todos ellos al igual que los demás, tienen la misma posibilidad de poder escribir su propia historia y obtener la victoria en la primera prueba de la Triple Corona de Potros de la Hípica Mexicana, el Stakes Jockey Club Mexicano.
Sólo uno de los diez ejemplares participantes, podrá visitar el círculo de ganadores y mantener la esperanza de poder conquistar la Triple Corona y romper la racha de once años consecutivos, sin conocer a una nueva leyenda.
Y el ejemplar, que logre salir avante en la primera prueba de la Triple Corona, tendrá dos pruebas más en puerta, que son el Gran Premio Nacional a 1700 metros y el Derby Mexicano a 1800 metros, donde tendrá que enfrentarse con potros nacionales e importados, todos ellos con la firme intensión de hacer pedazos cualquier sueño de grandeza.
Entre los importados destacan: Tenerife, Chipocludo y Holactum, por citar algunos.
Es así como la ruta a convertirse en leyenda y conquistar la Triple Corona de Potros en la Hípica Mexicana, es una ruta de grandes retos y sólo para ejemplares excepcionales. Por ello, sólo seis ejemplares, han logrado ceñirse la corona de triple coronados en una larga historia que ya tiene el Ovalo Sotelino.
Es así como el próximo sábado, se conocerá al guerrero que buscará ser Leyenda y escribir su propia historia. 

No hay comentarios: