30 mar. 2013

El Gran Premio Nacional 2013, deja una gran enseñanza Rumbo al Clásico Internacional del Caribe 2013.


Lo sucedido en el Gran Premio Nacional 2013, en donde solo dos competidores nacionales hicieron frente a la legión extranjera (Diamante Negro y Zancudo), causa preocupación, y más aún que otros dos hayan optado por claudicar y no competir en la segunda prueba de la triple corona de potros (Diamante Rubio y Crater).
Algo sucede en la crianza nacional, que año tras año, no surgen ejemplares competitivos que sean protagonistas en las principales pruebas de la triple corona, a nivel nacional e internacional.
México en este 2013, tiene el compromiso de organizar y llevar a cabo la Serie Hípica del Caribe 2013; sin embargo, los ejemplares nacionales que pudieran estar presentes en esta justa internacional y puedan realizar un excelente papel y romper la sequía que data de 1995, preocupa y debe ocupar a la hípica mexicana.
Y debe decirse de manera clara, aunque este evento internacional se realice  en México, si no hay competidores de primer nivel, aunque se tengan todos los factores a favor, simplemente se podrá cargar con una derrota y quizá pueda acontecer lo ocurrido en 1986, cuando la hípica mexicana fue derrotada en su propio terreno por un ejemplar Venezolano que vino al Hipódromo de Agua Caliente de Tijuana para salir airoso y llevarse el clásico del Caribe
Cabe recordar, que en 1986 se realizaba por tercera ocasión en tierras mexicanas, el Clásico Internacional del Caribe, pero ahora en el Hipódromo de Agua Caliente en Tijuana, México. Este hecho causo una gran extrañeza por parte de la afición hípica del Hipódromo de las Americas y una de las justificaciones que se argumentaron para trasladar este evento internacional hasta lo más alto de la República Mexicana fue que los países de la Confederación Hípica no querían asistir a la Capital de la República por la altura de la ciudad de México, que ese hecho minaba la resistencia de sus ejemplares, por lo cual, al final de cuentas se celebro el Clásico del Caribe en Tijuana. México, en ese entonces era el Gigante del Caribe y bueno se tomo en cuenta la petición de los invitados a esta justa internacional.
Cuatro ejemplares conformaban la delegación mexicana y el triunfo correspondió a Benemérito representante de Venezuela, que simplemente dejo tendidos a los ejemplares aztecas como Motivos, Passer II y Danila los cuales ocuparían los lugares segundo, tercero y cuarto; y Sueño el otro ejemplar mexicano arriba en último lugar. Benemérito logra la victoria con momios de 36 a 1.
Y esa noticia de la derrota de la hípica mexicana calo muy hondo en los turfanáticos de la capital de la República. Todo el prestigio de la hípica mexicana empezaba a derrumbarse, intereses más allá de los hípicos estaban dando al traste con todo lo realizado en la década de los 70’s por parte de la hípica mexicana.
Venezuela nos daba una prueba de nuestro propio chocolate al vencernos en nuestro propio territorio, aunque no haya sido en el Ovalo Sotelino.
Por cortesia de Youtube y Skarican el clasico del Caribe 1986:
Pero en este 2013, México tiene la sede del Clásico del Caribe para que se realice en el Hipódromo de las Americas, pero ahora falta contar con ejemplares que puedan ser competitivos para esta justa internacional. Y tal como se han mostrado los ejemplares Venezolanos, pues podría repetirse la misma historia de 1986, que un ejemplar venezolano nos derrote por segunda ocasión en tierras mexicanas. Matimuti, Modesto y Good Friends, son ejemplares de cuidado.
Esperamos que propietarios y entrenadores tomen en cuenta esta situación y se puedan ver un mayor número de ejemplares nacionales en el Derby Mexicano, por que al paso que se va, el Derby Mexicano 2013 podría ser copado por ejemplares importados.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Parece que la recría nacional está a la baja, no vemos bien qué nacionales puedan dar pelea en el CDC de este año